lunes, 13 de mayo de 2013

QUE NOS QUITEN LO BAILAO



Buenas, aquí Er Curtis, mira … que estaba aburrido y me he dicho, voy a escribir unos rengloncitos.



Y es que en la actividad del sábado, al ver las caras de los compañeros del grupo, de los niños que nos acompañaban, de sus padres y de los señores veteranos, pensé yo ¿Somos conscientes de lo que estamos haciendo?, ¿Somos conscientes de la ilusión que generamos?,....

Entrega de bolsas y libros infantiles


.... y es que no tiene precio la solidaridad y compañerismo que se inicia cuando se plantea una actividad. Las reuniones previas, los planes, el desarrollarlo, las reuniones con los estamentos para conseguir siempre el coste cero, el posible regalo o detalle para los niños, el conseguir la sonrisa de estos mismos cuando se les entrega, las pelucas preparadas para entregárselos, las gafas amarillas que generan tantas risas, el ir a reconocer el terreno para que no surja ningún imprevisto....

Reconocimiento de la ruta


.....el buen hacer de los profesionales que nos brindan sus servicios, como Álvaro, Isbaal (bulería bulería), Jaime Tornay , Soledad Mellado y por supuesto el Distrito Norte, el comienzo de la actividad, el saludo entre acompañantes de las actividades que ya son veteranos en las mismas por que nos acompañan en todas.


Ibaal, el guía, dando una breve explicación sobre "Cerro Hierro"

Los niños comenzando sus actividades


Gente solidaria, que ayuda, que se moja, que es responsable, que no pierde un minuto en inscribirse y acompañarnos, y con esto conseguir que sea un éxito cualquier actividad que propongamos. También la fuerza que ponen en el grito de guerra de final de actividad, cada vez sale mejor y nos estamos consiguiendo sincronizar hasta el punto de que parecemos ¡Espartanos de verdad!. (Auhhhh, Auhhhhh, Auhhhh) Bueno, ¡qué coño! a nuestra manera lo somos, espartanos del buen hacer, de la montaña, de la naturaleza.
Por eso pienso en alto, ¡Pachilofeos!, que todo lo que estamos haciendo, todos nosotros cuando pase el tiempo, y echemos la vista atrás, nos daremos cuenta de todo, que posiblemente muchos de los niños que nos acompañan, con el paso del tiempo, lo mismo harán montaña con nosotros y serán los que mantengan nuestro grupo vivo, y pasearan nuestra bandera del club por todas las cumbres del mundo, y entonces será cuando la frase, QUE NOS QUITEN LO BAILAO, se convierta en un clásico.

El grupo al completo


Un placer Er Curtis. AHÍ QUEÓ.






Ver el resto de las fotos: aquí