jueves, 29 de octubre de 2020

Comunicado sobre cómo nos afecta el Estado de Alarma



El Club de Montaña Sevillano Pachilofeos suspende de forma indefinida todas sus actividades siguiendo las obligaciones de cierre impuestas por el gobierno en su último BOE sobre el nuevo Estado de Alarma, que afecta directamente a todo tipo de asociaciones.

Dicho BOE no suspende las actividades deportivas, ni individuales ni grupales (hasta seis participantes), no obstante la dirección del club mantendrá suspendidas sus actividades públicas (Tipo AA y AP), aunque los socios, de forma independiente, si podrán seguir organizando actividades de forma personal y siguiendo las obligaciones y recomendaciones que nos indican los estatutos y el reglamento así como las limitaciones de movilidad que ha impuesto el Gobierno Autonómico.

La dirección del club está a vuestra disposición para dudas y consultas.

Atentamente,

C.D. de Montaña Sevillano Pachilofeos.

Referencias:


jueves, 22 de octubre de 2020

De vuelta al Simancón



El pasado sábado día 17/10/2020 los pachilofeos Jordi, Fran, Alfred, Juank, Rafa y Paco decidieron ascender el pico del Simancón en Grazalema. Aunque la idea original era subir también el pico del Reloj que se encuentra justo en frente, finalmente decidieron no hacerlo debido a la gran afluencia de senderistas en la zona y que se replanteó una jornada mucho más tranquila de la que poder disfrutar de nosotros y del parque natural.

Para los curiosos estos son los datos para disfrutar de una jornada magnífica allí:

Tiempo total: 5h justas
Tiempo ascenso: 2h 22m
Tiempo descenso: 1h31m
Tiempo en cumbre: 1h
Distancia ida y vuelta: 7,86km
Tiempo total: 5h3m
Pendiente Max: 45%
Pendiente Media: 18%
Desnivel: 745m
Altitud máxima: 1565m
Velicidad max: 7km/h

Alfred nos enseñó la nueva camiseta que se ha diseñado con el logo de Iron'n'Rock en la espalda, a los ferrateros seguro que os gusta:




A propósito de la subida hemos realizado un video diferente que esperamos que os guste




miércoles, 16 de septiembre de 2020

Ayuda solidaria en El Salvador




No podíamos dejar pasar la ocasión de publicar un artículo sobre dos pachilofeos ejemplares. Hablamos de Laura Canca y Manuel Morón, dos pachilofeos y voluntarios de protección civil que durante el mes de agosto han acudido a la llamada del gobierno de El Salvador para participar como voluntarios sanitarios.





Su labor ha consistido en prestar cooperación en materia de adiestramiento y formación al personal local, ayudar en la organización y logística y ofrecer apoyo asistencial en el recién inaugurado Hospital Nacional de El Salvador. Este hospital es un estilo a la conversión que ha sufrido IFEMA en Madrid durante el peor momento de la pandemia, con la particularidad de que las obras realizadas son para que el hospital sea permanente.




También tuvieron días de descanso, y como buenos montañeros, aprovecharon que a finales de agosto se levantaron las restricciones del país para hacer frente al COVID-19 para subir el volcán Santa Ana y visitar el lago de Coatepeque.

  

El volcán activo de Santa Ana es el más elevado de todo el país, con una altura de 2.381 msnm. Como dato curioso El Salvador es el país más pequeño de Centroamérica, pero en su territorio se ubican nada menos que 170 volcanes.


    

El pasado mes de agosto fueron homenajeados los 28 voluntarios de la 'Misión El Salvador' de SAMU de apoyo a sanitarios y población con Covid-19.

Los 28 participantes en la 'Misión El Salvador', la misión de cooperación de apoyo a sanitarios y población afectada por el Covid-19 en el Hospital Nacional de El Salvador, recibieron un emotivo homenaje en las instalaciones de la Escuela SAMU en Gelves (Sevilla), que contó con la participación, entre otros, del cónsul honorario de El Salvador en Sevilla, Ignacio de Cossío.

Enhorabuena al equipo completo de El Salvador y especialmente a nuestros compañeros. Nos sentimos orgullosos de vosotros.

domingo, 6 de septiembre de 2020

y por fin un equipo solo de chicas: Mulhacén y Veleta

Sonia llevaba tiempo queriendo ascender el Mulhacén y Elena se quedó con las ganas de ascender el Veleta en nuestra última estival en Sierra Nevada. Por ello, se pusieron de acuerdo para subir Veleta y Mulhacén los días 30 y 31 de agosto de este año.

Aunque el plan inicial consistía en subir también el Cerro de los Machos, la posibilidad fue descartada sobre el terreno con la intención de llegar lo antes posible al refugio de la Caldera, dado que últimamente la afluencia de montañeros en la zona es muy grande y temían no tener sitio en el refugio.

A las 12 de la mañana del día 30 ya estaban en la Hoya de la Mora equipadas y listas para hollar la cumbre del Veleta, cosa que hicieron en un tiempo récord, ya que a las 14:15 aproximadamente ya lo había conseguido. Las sonrisas se dibujaron solas tras tanta ilusión y esfuerzo. 

Una vez hubieron repuesto fuerzas y tomada la decisión de no ascender el Cerro de los Machos, se dirigieron hasta el paso de los guías, que según nos cuentan “es el punto de adrenalina que aviva los sentidos, aunque parece más impactante a simple vista que cuando estás en él...”. Continuaron el sendero llegando hasta Loma Pelada para después pernoctar en el refugio de la Caldera. “Durante el camino nos acompañaban las cabritas de la zona y nos encontrábamos a grupos y parejas con los cuales tuvimos buenas conversaciones y nos daban ánimos para continuar con el camino.

 

Las vistas de la Hoya y la laguna de la Caldera eran espectaculares. Una vez acomodadas en el refugio, buscaron cobertura móvil a los pies del Mulhacén donde pudieron finalmente contactar con familiares y amigos para informar de que habían llegado correctamente.

A las 22:00 después de cenar y comprobar que el refugio era para ellas solas al final, se acostaron en busca de un merecido descanso y soñando lo que les esperaba al día siguiente.

El 31 a las 5:15 el despertador se encargó de ponerlas en marcha para que 30 minutos después ya estuvieran contemplando un manto de estrellas sin igual a medida que ascendían. 

Sobre las 7:15 llegaron a la Cumbre. “Aquello fue impresionante, se compartió el silencio, alegrías y un bello amanecer entre nubes...” A las 8 descendieron hasta el refugio de la Caldera para recoger las mochilas e iniciar el regreso a la Hoya de la Mora. 

Llegaron a la 13:15 al coche, habían realizado la ruta en buen tiempo.

La montaña es un gran maestro: nos enfrentamos a lugares y momentos que creemos que no somos capaces de afrontar, nos enseña el gran placer de compartir con personas conocidas y desconocidas todo aquello que tienes, momentos de la naturaleza únicos y el preciado silencio que muy pocas veces gozamos en su plenitud.

Gracias a los compañeros del Club de Montaña Pachilofeos por guiarnos, compartir vuestros conocimientos, preocuparos durante la travesía y hacernos sentir como de la familia.

Enhorabuena campeonas! Orgullo Pachilofeos!.