domingo, 29 de mayo de 2011

Arista Benaocaz - Navazo Alto

Un nuevo reto conseguido por Pachilofeos, un nuevo entrenamiento cumplido para poder llevar a cabo la expedición de este próximo verano con las máximas garantías.


Dani, Sergio, Rafa y Chico

Impresionantes las vistas, las cuales no se pudieron disfruta
r en todo su esplendor en la anterior visita al Navazo Alto.
Poder ver de una sola tacada Ubrique y Benaocaz, ver el mítico Indio, Reloj, Simacón, Torreón,... ¡Sierra Nevada!, ... sin palabras.

Un día magnífico. La tormenta que nos cogió en el camino de ida a primera hora de la mañana, sólo fue un susto. Eso sí, en la bajada, mucha calor, el sol aperetaba de lo lindo y nuestros brazos, nuestras caras y nucas lo han notado. Sí, ll
evábamos protección solar, pero... 'en casa del herrero, cuchara de palo', y la cremita no salió de la mochila.

La expedición de ayer ha dado para mucho. Escalada, 'trepeo', gateo,... ¡y una 'jartá' de piedras!
Iniciamos la marcha con una importante subida, un gran desnivel para alcanzar la arista lo antes posible. Mucha vegetación, mucho verde y muchos pinchos en las espinillas. Alguna que otra roca con la que iniciarnos y buscar las llagas con los dedos y hacer oposición con el culo y la espalda para auparnos. A algunos nos costó un poco mas que a otros, (Dani, 'El Gato' podría llamarse... )


Alcanzamos la arista... es hora de gatear, las cuatro extremidades al suelo y a seguir, roca, roca, roca, roca,... interminable. Llega el momento de descansar, momento de la vitualla, a reponer fuerzas... porque lo que sigue ahora no es horizontal... es ¡vertical! Tenemos que salvar una pared de unos ¿15 metros? mas o menos. ¡Y arriba! Nueva experiencia, muy gratificante. Una vez arriba,... mirada a abajo y... 'madre mía lo que acabo de hacer'
A seguir, roca, roca, roca, roca, roc... ¡cueva! ¡Y para dentro! Primera inspección ocular de Sergio, todo bien, y Dani que se mete hasta la cocina.




Seguimos,... roca, roca, roca, roca,... subimos un poco mas y allí está, la cumbre, el vértice, el republicano al que lo han vestido con una camisa gris... cosas de la vida.


Por cierto, desde aquí saludar a Jaime, Lucía, Angel, Peña, Queso y Carlota. Gracias por dejar constancia de vuestra ignorancia y de vuestra incultura. De parte del Navazo Alto, que por favor, la próxima vez os ahorréis el subir. La montaña no os quiere.


Es hora de la bajada. ¿A Villaluenga?... Recapacitamos y no, nuevamente la decisión correcta. Media vuelta y a buscar el coche lo antes posible. Bajada por la ladera, en busca del sendero... Y una nueva sima, está sí que es profunda.
Largo el camino de vuelta hasta alcanzar el asfalto... y nuevamente, nuestros amigos bovinos.
Al fin, la carretera y una fuente con agua! Debido a la tremenda calor, nos habíamos quedado cortos en las previsiones de líquidos.

El último paseito, coche y cervecita fresquita en Benaocaz. ¡Gracias Andrés por estar abierto a esas horas!

Resto de fotos aquí