lunes, 11 de abril de 2011

Veleta, una conquista

Hola a todos, volvemos al VELETA, para algunos ya la habiamos visitado en otras ocasiones y para otros la primera vez pero siempre envuelta es ese aura tan magica que no deja de sorprenderte.

No me gustaria enrollarme mucho, pero en esta ocasion quisiera hacer una mencion especial a dos personas, la primera a Mari, mi mujer, que por fin ha cumplido uno de los sueños que tenia en su vida, yo creo que principalmente lo ha hecho por dos motivos, el primero por mi al saber que podia ser la ultima oportunidad que le quedaba de estar conmigo en la cumbre del VELETA y el segundo y mas importante por ella misma, recuerdo que aun no habiamos llegado a la virgen de las nieves cuando me dijo que creia que no podria llegar a la cumbre, mis palabras fueron decirle que no tiviera duda de que si llegaria que si su mente estaba arriba su cuerpo le haria llegar, esto unido a los consejos de su buen amigo Pierna de que no mirara la cumbre y cada paso no era uno mas sino uno menos hicieron que de su boca no saliera ni una palabra mas de desaliento, al contrario realizo una ascension increible demostrandose asi misma y a los demas que con esfuerzo se puede llegar no solo a una cima sino a cualquier cosa que te propongas en la vida, por todo ello y por ese pedazo de puchero con su pringa, muuuuuuuuuuchas gracias.

Y la segunda como no podia ser de otra manera a Paco, por saber perfectamente asumir su papel en el grupo, no es la primera vez que no hace cumbre, alguna por tener su cumbre en otro sitio, otras por sacrificarse en beneficio del grupo, pero en esta ocasion ha sido por quedarse con un compañero necesitado, cuando el estaba haciendo una ascension magnifica y yo se que tenia muchisimas ganas de llegar a la cumbre con Oscar, con su primo, su hermano, conmigo y en general con todos los que fuimos en esta ocasion, pero el incidente de Jose Antonio no se lo permitio y una vez mas demostro su servicio al grupo y su saber hacer en momentos delicados, por eso Paquillo Chapo y nuestra admiración.

Al grupo mi enhorabuena por el objetivo cumplido y por vuestro comportamiento ejemplar en la montaña, a Oscar por saber hacer lo correcto y a Jose Antonio por dejar hasta la ultima gota de energia, a los demas ha sido un verdadero placer estar en la cumbre con vosotros.

Ah! y desde aqui un recuerdo a Mai Cacmen, ar Falete y ar Paco.

Un saludo a todos.

Fernando. M. Ortiz Tirado